Qué desayunar antes de ir al gimnasio

Ir al gimnasio es una de las mejores formas de mantener nuestro cuerpo saludable y en forma, no obstante, debemos tener ciertos factores en cuenta, como lo es por ejemplo la alimentación antes de entrenar.

Es común preguntarnos constantemente, ¿Qué desayunar antes de ir al gym?

Nunca pienses en ir con el estómago vació, es un grave error que solo entorpecerá los resultados y el rendimiento.

¿Por qué debemos desayunar antes de entrenar?

Cuando nos ejercitamos antes de desayunar, estamos castigando en cierta forma a nuestro cuerpo. Debemos proporcionar la energía que necesita el cuerpo para enfrentar la actividad física, y si entrenas sin haber comido antes, el cuerpo no tendrá esta energía.

Pero, ¿cuándo debemos desayunar si queremos entrenar? Esta es una pregunta interesante, ya que comer y hacer ejercicios seguidamente puede provocar que no nos siente bien.

Lo recomendable es hacerlo al menos unas dos horas antes y comer con calma.

También podemos recordar que uno de los beneficios de un buen desayuno es el aporte de la sensación de saciedad durante un mayor tiempo.

¿Cómo se compone un desayuno adecuado?

Todo buen desayuno incluye una cantidad suficiente de carbohidratos, proteínas y una pequeña cantidad de grasa.  Según el tipo de entrenamiento que vayamos a realizar, necesitamos adaptar la comida de la siguiente forma:

  • Para ganar masa muscular: ante este propósito se necesita una dieta hipercalórica. Un buen desayuno se compone de proteínas y carbohidratos complejos y de rápida absorción.  Consumir más calorías de lo habitual propicia un buen ambiente para que las fibras musculares se fortalezcan y se hagan más fuertes.
  • Para adelgazar o perder grasa: en este caso, es necesario regular la ingesta de hidratos de carbono, que en conjunto a los ejercicios adecuados favorece que se dé la quema de grasa como combustible. Las proteínas siguen siendo importantes.
  • Para ejercicios de cardio: los ejercicios cardiovasculares demandan energía rápidamente, se aconseja desayunar 2 o 3 horas antes con carbohidratos complejos y una hora antes con carbohidratos de absorción rápida.

También podemos verlo de la siguiente manera:

  • Un desayuno con carbohidratos simples y nutritivos, los cuales se encuentran en el yogurt o diversidad de frutas. Es una opción de rápida digestión, mucho mejor que asistir al gym sin haber comido nada. Este tipo de desayuno se puede consumir hasta 30 minutos antes de asistir al gimnasio.
  • Un desayuno compuesto de carbohidratos complejos y proteínas. Por ejemplo, arroz, pasta, patata, huevo, pollo, carne, etc. Este alimento requiere de un mayor tiempo de digestión y se absorben de manera lenta.

Qué desayunar antes de ir al gimnasio

Toma nota de los siguientes aperitivos que son un buen aporte de energía, especialmente antes de ir a entrenar por la mañana:

  • Zumos de verduras: muy recomendado por nutricionistas, ya que son una opción refrescante y un potenciador de energía.
  • Alimentos para evitar calambres musculares: estos alimentos son ricos en potasio, magnesio y otros electrolitos. Suelen estar presentes en los desayunos aunque no lo sepamos, por ejemplo: las patatas dulces, el plátano, el yogurt, el germen de trigo, las nueces, etc.
  • Aguacate: fuente de vitaminas, minerales y grasas saludables. Una buena opción a añadir a una rica ensalada o algunas galletas.
  • Cereales integrales
  • Batidos de frutas
  • Huevos

Ejemplo: un vaso de zumo de naranja, un plátano, un puñado de almendras y una tortilla de huevo.  Esto compone un desayuno completo, que incluye proteínas, vitaminas, minerales, carbohidratos y grasas saludables.

Recomendaciones

  • Se debe evitar la fibra antes de entrenas, ya que estimula el metabolismo y puede producir molestias estomacales.
  • Las bebidas son un increíble complemento a los desayunos, nunca un sustituto. Se aconseja beber un vaso de agua, más que una bebida deportiva por la mañana.
  • Debemos definir un horario para el desayuno, comer demasiado justo antes de entrenar puede provocar calambres o mareos. En caso de ir apurado al gimnasio por la mañana, una brillante opción es un desayunar un pequeño refrigerio.

Deja tu Respuesta