Remo a una Mano: Construye una Espalda Ancha

El remo es la mejor opción si tu objetivo es ensanchar la espalda. Con este tipo de ejercicio implicamos principalmente el dorsal ancho, al mismo tiempo que solicitamos el esfuerzo de otros músculos como el deltoides (cabeza posterior) o la parte baja del trapecio.

A continuación te muestro los mejores ejercicios de remo a una mano para fortalecer tu espalda:

Ejercicios de remo a una mano

Personalmente recomiendo incluir siempre uno o dos ejercicios de este tipo a tu rutina de espalda. Cuando estés haciéndolo te darás cuenta de que la sensación de concentración en el dorsal ancho es mayor que con el remo con barra.

Sin embargo, tampoco debes eliminar este último de tu rutina puesto que implica otros músculos accesorios y realizar el ejercicio con dos manos te ayudará a cargar más peso.

Remo con mancuerna en banco plano

El ejercicio por excelencia entre los remos a una mano es el que se realiza con mancuerna sobre banco plano. Este ejercicio es el más popular de esta sección debido a la facilidad de ejecución que implica el apoyo sobre el banco.

Para realizarlo correctamente apoya una rodilla y la mano del mismo costado sobre el banco, el otro pie apoyado en el suelo con una apertura superior a la anchura del cuerpo para lograr mayor estabilidad.

Evita arquear la espalda y durante la ejecución del remo trata de no realizar una torsión de tronco al bajar o al subir el peso, el objetivo es concentrar todo el esfuerzo en el dorsal ancho.

Remo con polea a una mano

Otra posibilidad es realizar el remo a una mano con la polea. Si tu gimnasio dispone de una polea en la que la altura es regulable mi recomendación es que la polea esté a la altura de tu cintura. Si no dispones de polea regulable, una polea baja nos servirá.

Esta modalidad requiere de una mayor tensión en todo el tronco para mantener la posición ya que en este caso no contamos con un banco en el que estabilizarnos. Los pies no los situaremos en horizontal, concretamente situaremos delante el pie contrario al brazo con el que vayamos a realizar el remo.

Para evitar desequilibrios deberás realizar el movimiento de forma controlada y a una velocidad constante durante todo el recorrido.

Remo con barra en esquina a una mano

Este ejercicio es la versión “barra libre” del remo con barra T. Para ello solo necesitas una barra, la esquina de una pared donde puedas apoyar uno de los extremos de la barra, y los discos que se colocarán en el extremo contrario de la barra.

Las piernas mantendrán una semiflexión durante todo el ejercicio, los pies se sitúan a una anchura superior a la de los hombros y el tronco paralelo al suelo sin ser arqueado. La barra se encontrará entre nuestras piernas y el agarre a esta se realizará cerca de donde se encuentran los discos.

Deja tu Respuesta